Cooperativas
Especies
Noticias
Documentación
Acceso Cooperativas Cooperativas Agro-alimentarias
Noticias
Noticias sector de semillas  
07/10/2014
LOS AGRICULTORES Y COOPERATIVAS EUROPEOS INSTAN A MEJORAR LA POLíTICA AGRARIA PARA QUE LA AGRICULTURA FAMILIAR PUEDA APROVECHAR TODO SU POTENCIAL
COPA-COGECA
El Copa-Cogeca adopta una importante declaración durante el Congreso de Agricultores Europeos de 2014, en la que instan a aportar importantes mejoras a la política agraria para que la agricultura familiar y las cooperativas agroalimentarias puedan realizar todo su potencial.

Los dirigentes agrícolas de toda Europa reunidos hoy 7 de octubre en Bruselas, han adoptado una importante declaración en la que ponen de manifiesto los importantes beneficios que aportan la agricultura familiar y las cooperativas agroalimentarias en toda Europa, a la hora de apuntalar el crecimiento económico, proporcionar alimentos de calidad y contribuir a alimentar a la población mundial, a la vez que cuidan el medio ambiente.

Ahora bien, los dirigentes agrícolas han advertido igualmente durante el Congreso, que ha contado con una asistencia de más de 500 participantes, que están atravesando una época de importantes turbulencias y deben aportarse notables mejoras a la política agrícola, sin olvidar una gran simplificación de la nueva política Agrícola Común (PAC) y recurrirse a los fondos de crisis, para que puedan realizar plenamente su potencial. Para hacer frente sin mayores dificultades a la crisis causada por el embargo ruso a la exportación de productos agrícolas de la UE, es necesario aplicar de manera permanente el artículo 222 de la PAC para que las organizaciones de productores como las cooperativas agroalimentarias puedan reaccionar rápidamente.


Declaración en la que se destacan los múltiples beneficios de la agricultura familiar y de las cooperativas agroalimentarias y la manera en que la nueva PAC puede ayudarles a realizar todo su potencial económico

Durante el Congreso de los Agricultores europeos de 2014, celebrado en el marco del Año Internacional de la Agricultura Familiar de Naciones Unidas de 2014, los agricultores europeos y las cooperativas agroalimentarias han adoptado una declaración en la que ponen de manifiesto la viabilidad de las explotaciones familiares a la hora de afrontar las crisis económicas y otros retos. También se ha destacado la necesidad de que dispongan de las herramientas clave para que puedan realizar su potencial de creación de puestos de trabajo, de estímulo del crecimiento económico de la UE, a la vez que proporcionan una alimentación de calidad, contribuyen a alimentar el mundo y cuidan del medio ambiente.

El sector agrícola de la UE, que emplea a unos 26 millones de personas, constituido en su mayoría por explotaciones familiares transmitidas de generación en generación, es el corazón de las zonas rurales y proporciona una producción alimentaria de calidad a 500 millones de consumidores europeos, al tiempo que mantiene el medio ambiente y la biodiversidad. La producción agrícola de la UE-28 representa un valor de más de 400.000 millones de euros. La UE es asimismo el primer exportador mundial de productos agrícolas y alimentarios y realiza las tres cuartas partes de la balanza comercial neta de la UE. Por consiguiente, los sectores agrícola y forestal de la UE aportan una importante contribución a la estrategia 2020 de la Comisión Europea a favor del crecimiento y del empleo.

A pesar de todo, las explotaciones familiares y las cooperativas agroalimentarias no dejan de tener que afrontar cada vez más retos, como el precio tan elevado de los insumos, el cambio climático, el riesgo creciente de incidencias climáticas cada vez más extremas y los obstáculos al comercio. En la actualidad, están siendo afectadas por la política internacional - pagando las consecuencias de algo de lo que no son responsables. A menudo, es el precio al productor el que suele colapsarse y estos efectos no se transmiten a los consumidores, lo cual brinda una nueva oportunidad a la distribución y a otros operadores de la cadena para incrementar sus propios márgenes y causar más desequilibrios en la cadena agroalimentaria de la UE.

Por tanto, urgimos a los dirigentes políticos de la UE a aportar las ayudas necesarias al estudio del mercado, para hallar nuevas salidas e incrementar la promoción de las exportaciones.

Los obstáculos no arancelarios al comercio también impiden que la UE saque un máximo provecho de su potencial comercial en cuanto a la exportación de productos agroalimentarios. Por ejemplo, en el sector de las frutas y hortalizas, las barreras fitosanitarias impiden la entrada de fruta europea al mercado americano. Diferentes normativas relativas al etiquetado y al empaquetado pueden encarecer mucho el precio de un producto. Esta es otra problemática que debe afrontarse.

Por otra parte, el riesgo que se corre con la nueva PAC es que la menor transparencia de las normas y el aumento de la burocracia asfixien las inversiones y la competitividad del sector.

Para que quede garantizado el relevo generacional de cara al futuro, la agricultura familiar, en todos sus componentes, ha de ser económicamente viable y rentable. Por consiguiente, el Copa-Cogeca hace un llamamiento al Consejo Europeo, al Parlamento y a la Comisión para que se aseguren de que se da plena prioridad a la agricultura familiar en sus agendas, se ponen a su disposición las herramientas clave que necesita y se suprimen los obstáculos al comercio. En particular, el Consejo Europeo, el Parlamento y la Comisión deben asegurarse de que:
• se mantiene el acceso a la tierra y a los recursos naturales para las explotaciones familiares;
• se intensifican las inversiones en el sector y se estimulan la investigación y el desarrollo a través de la transferencia de conocimientos a los agricultores para fomentar la aplicación de soluciones innovadoras;
• se establecen las condiciones apropiadas para contribuir a la creación de organizaciones de productores como las cooperativas agroalimentarias, que permitan a los agricultores sumar sus fuerzas para comercializar sus productos, añadirles valor para conseguir un mejor precio y gestionar mejor las extremadas condiciones de volatilidad del mercado;
• se da a los agricultores la formación y educación adecuadas;
• deberían apoyarse por igual los esfuerzos de hombres y mujeres en pro del desarrollo de buenas condiciones de vida para ellos mismos, sus familias y su comunidad;
• se ayuda a los jóvenes agricultores a hacer frente a las dificultades, particularmente en la fase de su instalación;
• se reconoce y apoya debidamente el papel de las cooperativas agroalimentarias en respuesta a las necesidades de la agricultura familiar, por lo relativo al acceso al mercado así como a la inclusión social y económica en las regiones en las que son activas;
• se afrontan las prácticas desleales y abusivas en la cadena alimentaria, de manera que los agricultores tengan mayores probabilidades de generar ingresos del mercado;
• se afrontan los obstáculos no arancelarios al comercio y se reconocen y protegen en el mundo entero los productos protegidos por las Indicaciones Geográficas (IG);
• se contribuye a la lucha contra la imitación de los productos alimentarios y contra la agropiratería;
• se garantiza el carácter común de la nueva Política Agrícola Común (PAC) y se reduce la burocracia;
• se ponen a disposición fondos ajenos al presupuesto de la PAC para hacer a frente a situaciones particulares de crisis.

 
Buscador
Fecha desde
Fecha hasta
Texto
Imprimir
 
Portales de Cooperativas Agro-alimentarias: Cooperativas Agro-alimentarias - Agroalimentario
 
 
© Cooperativas Agro-alimentarias 2019 - Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies - Contacto